15750450278_1d8b27b504_quirófano1

Qué es la liposucción

También se conoce como lipoaspiración y consiste en extraer la grasa de diferentes partes del cuerpo utilizando una máquina succionadora o mediante ultrasonidos.

La primera cirugía estética que se realizó de liposucción fue hace más de 30 años (concretamente en el año 1977 × 1 cirujano francés) pero desde ese momento hasta la actualidad se ha mejorado mucho y son grandes los cambios que se han realizado en ella. En un principio era una operación que debía ser realizada con anestesia general y era realizada sólo en los lugares en los que había grandes cantidades de grasa acumulada, al utilizarse cánula de gran tamaño existía el riesgo de que si el cirujano se acercaba mucho la piel podrían producirse irregularidades, era una intervención bastante compleja y era necesario que el paciente quedase varios días en el hospital.

En el año 1982 se realizó la primera liposucción por ultrasonido de forma que se cuidaba muchísimo más tanto la piel como los vasos sanguíneos y los nervios.

Entre las dudas sobre la liposucción más frecuentes se encuentran cuáles son los cuidados postoperatorios que debe seguir el paciente por lo que vamos a intentar explicaros cuáles son estos cuidados para que podáis decidir antes de someterlos a esta operación. Es muy importante tener en cuenta que el tiempo de recuperación depende en gran medida de la operación que se haya realizado y de las condiciones físicas del paciente pero en principio la recuperación variará entre uno y varios días. Es muy importante que se evite en la medida de lo posible realizar esfuerzos físicos durante las semanas siguientes a la operación y que se proteja la zona operada utilizando unas compresas elásticas que nos facilitará el cirujano y una faja especial.

quirófano photo

La zona más habituales para realizar liposucción suele ser la tripa, los muslos, los brazos, los tobillos, la papada, las nalgas o las caderas pero no debe pensarse en la liposucción como una cura de la obesidad ya que sólo trata de eliminar la grasa acumulada en aquellos lugares que no se desea, siendo posible también utilizar esa grasa para aumentar el volumen en otras zonas con fines estéticos, a este procedimiento se le conoce como lipoescultura.

Para terminar vamos a hablar de las complicaciones de este proceso quirúrgico ya que suele ser otra de las dudas sobre la liposucción con la que se encuentran aquellas personas que deseen someterse a esa operación y sus familiares. Como comentaban el primer párrafo este tratamiento debe ser realizado por profesionales ya que la mayor parte de las complicaciones pueden ser fácilmente evitadas si se realiza la cirugía meticulosamente y se realiza un análisis prequirúrgico detallado.

Pueden producirse hemorragias y otros problemas que pueden llegar hasta el infarto pero se producen en ocasiones muy aisladas que realmente no deberían preocuparnos. También pueden producirse pequeñas deformaciones en el cuerpo o irregularidades que pueden tardar meses en curarse pero es preciso tener en cuenta que en muchas ocasiones se elimina gran cantidad de grasa y es necesario dar al cuerpo tiempo para recuperarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>